Energía geotérmica
3 minutos de lectura

Energía geotérmica

La energía geotérmica, un recurso que aprovecha el calor del interior de la Tierra, ha emergido como una fuerza prometedora en la búsqueda de fuentes energéticas limpias y sostenibles. Al aprovechar el calor natural del subsuelo terrestre, la energía geotérmica ofrece una alternativa fiable y constante para la generación de electricidad y calefacción. A lo largo de los años, ha demostrado su valía como una opción energética viable, especialmente en regiones con una alta actividad geotérmica.
Exploraremos en detalle los principios fundamentales de la energía geotérmica, desde su origen geológico hasta su aplicación práctica, resaltando su importancia en la transición hacia un futuro energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.


Energía geotérmica

Energía geotérmica en Uruguay

La energía geotérmica, un recurso que aprovecha el calor del interior de la Tierra, ha emergido como una fuerza prometedora en la búsqueda de fuentes energéticas limpias y sostenibles. Al aprovechar el calor natural del subsuelo terrestre, la energía geotérmica ofrece una alternativa fiable y constante para la generación de electricidad y calefacción. A lo largo de los años, ha demostrado su valía como una opción energética viable, especialmente en regiones con una alta actividad geotérmica. En este artículo, exploraremos en detalle los principios fundamentales de la energía geotérmica, desde su origen geológico hasta su aplicación práctica, resaltando su importancia en la transición hacia un futuro energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

En Uruguay, se está explorando el uso de la energía geotérmica para calefaccionar invernaderos y mejorar la producción de cultivos como el tomate. Este sistema aprovecha el calor natural del subsuelo para mantener una temperatura adecuada dentro de los invernaderos, incluso durante las noches más frías.

El proceso consiste en utilizar agua termal que se extrae del subsuelo y se canaliza a través de tuberías dentro de los invernaderos. Esta agua caliente circula por el suelo y emite calor, manteniendo así una temperatura estable que es ideal para el crecimiento de los cultivos. Además, se utiliza un sistema de calefacción adicional para complementar cuando sea necesario.

El objetivo principal es optimizar el rendimiento de los cultivos, especialmente en condiciones climáticas adversas, como bajas temperaturas durante la noche o épocas de heladas. Con este sistema, se puede controlar y mantener la temperatura dentro de los invernaderos de manera eficiente, lo que permite una producción más estable y de mayor calidad.

Además, el uso de la energía geotérmica también contribuye a reducir el impacto ambiental, ya que aprovecha un recurso natural y renovable. Esto significa una disminución en el consumo de combustibles fósiles y una menor emisión de gases contaminantes.

Fuente: LATU


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *